miércoles, 24 de noviembre de 2010

Jabón natural de algas



Al jabón natural hay que conocerlo, cuanto más lo conoces más te gusta y te puede crear adicción, yo la tengo. Hace años que ya no reparo en esos envases rebonitos o en esas pastillas de jabón irresistibles que nos ofrece el mercado con colores y aromas tan atractivos pero con componentes que en la mayoría de los casos no conocemos. Una ventaja muy importante que tengo al hacer mis jabones, es que sé lo que llevan, éste en concreto es de algas: nori, wakame y espirulina.
Cuando lo hacía me venia el olor de las algas y pensé en no echarle esencia, si hubiera sido para mi le hubiera dejado ese olor característico a mar, pero no me atreví, puede que no guste y me decidí incorporarle aceite esencial de árbol de té, es rico pero sería importante ir acostumbrando a los consumidores de jabones naturales al aroma suave que deja un jabón que no lleva nada, sólo su olor. Y sobre la múltiples propiedades que tienen las algas destacar su alto contenido en vitaminas, minerales y oligoelementos que tanto le gusta a nuestra piel.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,

Lindos jabones....
El jabón de algas para que piel se recomienda y en su ingrediente...
es gel de algas? ó algas deshidratadas?

gracias :)

Ana dijo...

A excepción del jabon para el cabello y el que contiene avena todos los demás sirven para cualquier tipo piel. Son algas deshidratadas. Gracias por el comentario.