lunes, 20 de junio de 2016

Jabones de incienso, lavanda y jara. Para chicos





¿No os parece que ser perfumista es uno de los oficios más hermosos? Después de leer a Jimmy Boyd, creador de la primera línea de perfumería alternativa “Desde el Jardín”, me cambió un poco la concepción que tenía de lo que normalmente conocemos como fragancia, te ayuda a tomar conciencia de tu sentido del olfato, a descubrir tu aroma a través de tu personalidad.

Os hablo de él porque oliendo este jabón me vino a la memoria un párrafo de su libro, en el que explica cómo tiene que ser el fondo de un perfume: “… representa el elemento aglutinador. Es la silueta. Está constituido por moléculas pesadas, muy poco volátiles, como las maderas, los resinoides y los almizcles, que tienen como particularidad la fijación. Por tanto, la nota de fondo es como el broche que cierra la creación, y que ayuda a la salida y a que el cuerpo evolucione despacio en su evaporación. Es el olor de fondo de armario. Así me huele.

De incienso, lavanda y jara: dulce, balsámico. A los chicos les gusta y mucho. Para mí es una forma de seducirlos y conseguir que “adoren” al jabón natural tanto como nosotras… o como a nosotras.

Es que ellos lo utilizan más por problemas cutáneos (dermatitis, erupciones…), siendo muy fieles cuando les va bien. Sin embargo, con una piel sana no suelen plantearse la duda de cambiar al jabón natural, les puede la comodidad y apenas dan vueltas buscando un producto afín a su piel.

Por comodidad desde luego no es el caso de los chicos de mi familia, que lo tienen siempre a mano:    “… es que Ani, me sale escamilla” (frotándose la cabeza),  “ … es que me deja la bañera opaca, no la deja brillante como con el champú”,  “… es que son jaboncitos (poniendo cara de cursi) de mírame y no me toques” (su novia los colecciona y los tiene de exposición por toda la casa)

Pues al primero le digo que sea constante y que en un tiempito no tendrá ni caspa ni escamillas. Al segundo que se compre un 2 x 1 y al tercero, que no sabe lo que se pierde. 


Un día para el verano!!


lunes, 6 de junio de 2016

Jabón natural con hidrolato de jara



Con aceites de oliva, argán y girasol bio, manteca de karité, hidrolato de jara y cera de abeja


No cabe ni una jara más y el cantueso crece a empujones. Cómo está el campo, qué vista y qué olor tan rico.
El jardín y el huerto no se quedan atrás. “Si no se tuerce la cosa, este invierno no pasaremos hambre”. Bromean los de mi pueblo viendo los huertos brotar tan deprisa y en abundancia. Es que el año ha sido bueno: temperaturas cálidas y agua, las plantitas no piden más, son tan agradecidas.





"El secreto no es correr detrás de las mariposas...es cuidar el jardín para que ellas vengan a ti"
(Mario Quintana)