jueves, 15 de noviembre de 2018

Jabones de lavanda, caléndula y crema de almendras dulces

Aceite de lavanda, manteca de karité y cera de abeja

Oliva macerado con caléndula, aceite y crema de almendras dulces y cera de abeja



 

"Me apasiona la historia de los objetos humildes que tienen sin embargo una importancia transcendental en la historia. La gente conoce a los autores de los grandes inventos: la máquina de vapor, el teléfono, el telégrafo, internet. Pero hay otros inventos igualmente importantes de origen desconocido. Por ejemplo, el jabón. La higiene fue tan decisiva para la protección de la salud como la medicina y la alimentación. Y el jabón, al parecer, protagonizó esta conquista.

El origen de la palabra es incierto. Una antigua leyenda lo relaciona con el monte Sapo, en Grecia, donde se produjo espontáneamente la saponificación, la reacción química que produce el jabón, y que es la unión de una grasa vegetal o animal con un álcali. En el monte Sapo, se ofrecían en sacrificio muchos animales, y la mezcla de su grasa con la ceniza, al llover, producía un limo que se usaba para lavar y que hacía espuma.

La química del jabón es curiosa, porque es una demostración del proverbio“La mancha de una mora con otra verde se quita”. En este caso, la mancha de grasa con grasa se limpia. Hay sustancias hidrófilas –que aman el agua–, sustancias hidrófobas –que la odian– y otras que tienen su alma química dividida y la aman y la odian a la vez. Este es el caso del jabón, que atrae la grasa de las manchas sin separarse del agua. Tener todo esto presente al mirar la humilde pastilla de jabón es lo que los informáticos llaman un poco presuntuosamente “vivir en la realidad aumentada”. La hace más interesante.” 
- José Antonio Marina -

Estamos todas de acuerdo con el Sr. Marina que el jabón fue uno de los grandes protagonistas de nuestra historia, pero lo de “humilde pastilla” va a ser que no. El “jabón de la abuela”, que siempre estará en nuestra memoria, se ha convertido hoy en una pequeña joya con sus aceites y mantecas de primera presión 100 % naturales, plantas medicinales ecológicas, esencias puras y una elaboración equilibrada con parámetros y proporciones muy concretas de cada uno de los elementos que constituyen la reacción, así como su correcta formulación tan precisa para satisfacer todas las necesidades de cada tipo de piel. Ya es un artículo de lujo.


El invierno es una aguafuerte, primavera una acuarela, un óleo de verano y otoño un mosaico de todos ellos (Stanley Horowitz)

martes, 6 de noviembre de 2018

Jabones con aceites de girasol y coco


Aceite de girasol, aceite de coco, ácido esteárico y cera de abeja







Disfrutad la letra de esta canción
Las Hadas Existen
-Rozalén-
Porque las hadas existen,
aunque muchos no sepan verlas,
de hecho pueden pasar por tu lado,
y que no te des ni cuenta,
quizás si te fijaras,
en todas las miradas,
de quienes se cruzan por tu vida,
las descubrirías.
Y aunque recién levantadas,
tengan los ojos algo hinchados,
y el cabello despeinado,
ellas son muy bellas enfocadas de ambos lados,
a veces hasta maquillan,
pero de manera suave,
pues deben disimular,
sus rostros angelicales,
lapiceros negros y carmín de labios,
para parecer una más,
cuando las hadas se hacen presentes,
llevan una vida aparentemente normal,
y las puedes encontrar,
yendo a la universidad,
comprando en supermercados,
tomando café en un bar,
sentaditas en los trenes, bicis, coches y autobús,
tienen magia en sus encantos,
lo que las difiere de toda la multitud.
Y así la magia no acaba nunca,
porque las hadas nunca morirán,
y es que la magia habita en las hadas,
y en las mujeres se reencarnarán.
Deberás tener cuidado, con las hadas,
y es que el brillo de sus ojos,
tiene el poder de hechizarte,
hipnotizan con su rostro,
tan dispuestas a invadirte,
con alegrías,
que tus labios quedan sin remedio,
y fuerzan sonrisas.
Y además son divertidas,
tienen la empatía de saber qué decir,
o qué hacer en cada instante,
para que te puedas evadir,
y olvidar todos tus males,
viajar a otros mundos,
descubrir nuevas estrellas,
recorrer otros sonidos,
rozar el cielo con ellas.
Tienen el don de enamorar,
cómo de potentes sus varitas serán,
para que soñaran, sueñen y soñarán,
con poseerlas por siempre al despertar.
Y aunque sorprenda también se equivocan,
de vez en cuando las verás llorar,
no han encontrado el consuelo a una misma,
to's los poderes son pa' los demás.
Las hadas buscan, sueñan y nunca desisten,
las hadas luchan por hacer su meta realidad,
la magia es inmortal, la magia es in-mor-tal





jueves, 18 de octubre de 2018

Aceites para macerados



No todos los aceites se comportan igual a la hora de hacer un macerado. Cuanto mayor es el contenido de ácido oleico menor es la capacidad de absorber los principios activos de las plantas. Si nos interesan las propiedades medicinales de esta última debemos escoger un aceite bajo en ácidos grasos.
En esta tabla os pongo los aceites que más usamos y sus porcentajes:

Aceite de oliva 87,1 %
Aceite de cártamo 83,7 %
Aceite de argán 50 %
Aceite de palma 37,1 %
Aceite de maíz 29,4 %
Aceite de soja 20,8 %
Aceite de semillas de girasol 10,7 %
Aceite de coco 5,8 %

Veis que el aceite de oliva es el más rico en ácido oleico y el menos indicado para un macerado (aunque sea nuestro preferido por sus impresionantes cualidades). En esta ocasión le gana la partida el aceite de coco, es el que mejor atrapa esos principios activos que tanto nos gustan. 





Jabón de aceite rosas macerado con oliva virgen


“La abuela durmió con nosotros. Se ponía jazmines en el sostén todas las mañanas para oler bien. Cuando se desvestía, las flores caían de sus pechos. Era mágico.” Persépolis (2007)

martes, 25 de septiembre de 2018

Temporada del escaramujo



Árbol del otoño  - Jorge Guillén -


Ya madura
La hoja para su tranquila caída justa,

Cae. Cae
Dentro del cielo, verdor perenne, del estanque.

En reposo,
Molicie de lo último, se ensimisma el otoño.

Dulcemente
A la pureza de lo frío la hoja cede.

Agua abajo,
Con follaje incesante busca a su dios el árbol.



A propósito del otoño, es temporada del escaramujo, fruto al que le doy una puntuación de notable alto por su valor vitamínico. Es comestible, pero algo insípido, no suele ser habitual en las cocinas a pesar de que tiene mejores cualidades nutricionales que algunas de las plantas cultivadas. Muy apreciado en farmacia y cosmética.

Esta es su composición química por cada 100 gr:
Vitaminas:
C (ácido ascórbico) de 500 a 2.000 mg
E 47 mg
A 5 mg
K (por 100 gr de fruto fresco) 1.000 unidades Dam
B1 100 gammas
B2 7 gammas
Ácido nicotínico o factor P-P (frutos secos con su semilla) 400 gammas
Azúcar 30 gr
Pectina 25 g
Proteínas 2,7 g
Ácidos grasos 0,7 g
Minerales: hierro, magnesio, fosforo y azufre


Al macerado de escaramujo le agregué (apurando lo poco que queda ya en el jardín) albahaca, hierbabuena y algunas flores tardías de lavanda.

Con un paseo por el campo se puede llenar la cesta








jueves, 20 de septiembre de 2018

Jabón de frutas. Manzana y fresa deshidratadas



¿Rosa para las nenas?
Este color no está asociado biológicamente al sexo femenino, ni tiene raíces ancestrales que justifiquen esta preferencia. Y si no está en nuestro ADN ¿por qué entonces
 pensamos en rosa? Nos explican que fue una estrategia comercial allá por el año 1920 para segmentar el mercado y obligar al consumidor a duplicar compras, esto que llaman “marketing de género” Sí, seguro que fue así, pero para las que como a mí esta revelación llegó tarde, el rosa sigue siendo el color del algodón de azúcar, del globo, del peluche, de la gominola, del chicle, de la bici, del pintalabios, del jabón … “c’est la vie en rose”.


Macerado de aceite de oliva con manzanas y fresas deshidratadas, aceite de lino, cera de abeja y sal

Bálsamos labiales con macerado de aceite de oliva, manzanas y fresas; aceite de ricino y cera de abeja