lunes, 18 de abril de 2011

De chocolate manchado con fresa


Después del jabón puro el de cacao es mi preferido. Hacerlo me relaja y cortarlo en trozos es… un placer, será por lo mucho que me gusta el chocolate.
La manteca de cacao que lleva este jabón, además de aceite de oliva, argán y cera virgen, le da un toque de olor, ligerísimo, pero lo suficiente para apreciarlo. No me ocurre con los demás aceites, quizás con el de argán, su olor a tostado lo puedes notar si el jabón no tiene demasiado aroma.
Con cacao puro, extracto de fresa, arcilla rosa y aceite esencial de vainilla y canela.





viernes, 1 de abril de 2011

Jabón de Marsella

Alguien dijo: “lo sencillo si bueno, dos veces bueno”, ¿o era breve?, es igual, apenas hay diferencia, pues eso es este jabón, dos veces bueno.
Es el más puro que existe, de tonalidad marfil y aspecto ceroso, con aceite de oliva, sin color y sin aroma. Su espuma es cremosa y de poca burbuja. Es el jabón de todas las pieles.
Recomiendo utilizar jabonera de madera aireada para los jabones naturales y especialmente con los que están elaborados sólo con aceite de oliva, se deshacen más rápidos que los demás.


Con flores secas de caléndula