miércoles, 28 de septiembre de 2016

Jabones de oliva y sésamo. Con agua de manzana


Todavía son muchos a los que les cuesta comprender y dejarse llevar por nuestro ritmo biológico. Con las plantas lo podemos entender rápido: las hojas se levantan al empezar el día y se bajan al anochecer, el girasol tuerce su tallo para “plantarle” cara al sol y microorganismos tan simples como bacterias y algas tienen su propio ciclo a diario.

Y nosotros? Un estudio de los ritmos viene a considerar a la melatonina como el “sincronizador estacional” siendo la luz solar el estimulante por excelencia para que la glándula pineal produzca esta hormona. Su secreción alcanza el máximo por la noche dependiendo de la intensidad de la luz ambiental. Otros factores son el ciclo menstrual, edad, estación del año, tipo de trabajo (diurno/nocturno), stress, ejercicio o ciertos medicamentos.

Pues siguiendo con el estudio esto es lo que ocurre en el día a día, de estación en estación:

Desde el punto de vista de la Cronobiología, existen 2 tipos de personas: los Madrugadores y los Noctámbulos. Los primeros, funcionan mejor en la mañana, siendo lo contrario para los otros, y viceversa. En base a todo lo anterior, se ha descubierto que “la peor” hora para ir al dentista es a las 6 p.m., pues los mecanismos analgésicos endógenos (como por ejemplo, la producción de endorfinas) alcanza su “mínimo” alrededor de esa hora. Asimismo, la tolerancia al alcohol es “mayor” en las tardes. En relación a la alimentación, la “mejor” hora para asimilar la glucosa es en la mañana, por lo cual las condiciones metabólicas óptimas para bajar de peso se presentan cuando la mayor ingesta se hace durante el desayuno. En promedio, el “máximo” rendimiento intelectual se produce entre las 10 a.m. y las 3 p.m. Por otro lado, el “máximo” rendimiento físico se presenta en las tardes. El “mayor “índice de errores se presenta en trabajadores nocturnos alrededor de las 3 de la mañana; asimismo, después de las horas del almuerzo (se hayan o no ingerido alimentos). En las personas que vuelan a otro meridiano, su organismo a veces tarda hasta una semana en adaptarse al nuevo horario.

Algunas de las enfermedades que se presentan “mayormente” en las (a) Mañanas : Artritis reumatoidea (al empezar a moverse), depresión, epilepsia (ciertos casos), fiebre del heno, hipertensión esencial (después del mediodía), migraña, úlcera péptica (temprano), embolia cerebral, infarto del miocardio, angina de pecho, ataque de gota (temprano), bochornos de la menopausia, y rinitis alérgica; (b) Tardes: Ansiedad e hipertensión esencial , osteoartritis, bochornos de la menopausia, úlcera péptica¸(c) atardecer: Ansiedad, bochornos de la menopausia, dermatitis atópica, infarto del miocardio (al empezar el atardecer), intento de suicidio. (d) Noches: Asma, cólico biliar, dermatitis atópica, epilepsia (ciertos casos), y úlcera péptica; (e) Lunes: Infarto del miocardio; (f) Primavera: Migrañas, rinitis alérgica. (g)Verano: Asma. (h) Otoño: Asma, artritis, infarto del miocardio; (i) Invierno: Artritis, depresión/suicidio, infarto del miocardio, rinitis alérgica, seminoma del testículo. Los cirujanos de Florida encontraron que las hemorragias en las amigdalectomías son “mayores durante el 2º. Cuarto de la Luna”.

El jabón lleva un poco de otoño para no perder el ritmo: aceite de oliva macerado con membrillo y manzana, aceite de sésamo, karité, cera de abeja y agua de manzana.







Bienvenido Otoño


5 comentarios:

Violeta Contreras dijo...

¡Hola Rosita Lancellotti, buenos días!
Me encanta tu blog y lo visito con frecuencia para ver tus nuevos jabones, (preciosos todos ellos) y al ver el jabón de "Jabones de oliva y sésamo con agua de manzana" me ha llamado la atención eso del agua de manzana. Yo soy una aficionada a los jabones naturales y me gustaría si puedes decírmelo,¿cómo haces lo del agua de manzana y qué propiedades tiene para la piel?
Te doy las gracias de antemano por tu respuesta y sigue haciendo estos jabones tan bonitos y seguro que serán buenísimos.

Ana dijo...

Gracias Violeta. El agua de manzana sólo es cocerlas troceadas (1,5 kg. por 2 litros de agua) durante 1 hora, aprox., hasta que se ablanden y por último se cuelan. El líquido lo congelo y tal cual lo empleo en los jabones. Las propiedades de la manzana las puedes ver en esta entrada: http://www.jabonesrositalancellotti.com/2014/01/jabon-y-crema-natural-con-aceite-de.html
Un saludo. Ana.

Violeta Contreras dijo...

¡Hola Ana, buenos días!
Gracias por contestarme a la pregunta que te hacía.
Como te decía, soy una aficionada a los jabones naturales pero sólo hago unos pocos para la familia y amigos y tu blog para mí es el de una maestra en la materia, todos se ven maravillosos ¡lástima que desde aquí no se puedan oler!
Probaré a hacer uno con el agua de manzana que me has explicado y como no tengo todos los aceites que tú has utilizado haré lo que pueda con los que tengo. Sigue con este blog y esos jabones tan bonitos que solo con mirarlos ya disfrutamos de ellos.
Un saludo:
Violeta

Ana Maria Arbide Martinez dijo...

Me gusta mucho tu página,dan ganas de comerlos todos. Me podrías ayudar para hacer el que me vendría bien a mi piel. Tengo la piel muy seca y delicada. Gracias por todo

Ana dijo...

Ana, te aconsejo para tu piel un jabón sólo con aceite de oliva, puro, sin aceites esenciales, pero si quieres añadirle alguna esencia que sea de lavanda, manzanilla o rosas. Un saludo y gracias.