viernes, 1 de abril de 2011

Jabón de Marsella

Alguien dijo: “lo sencillo si bueno, dos veces bueno”, ¿o era breve?, es igual, apenas hay diferencia, pues eso es este jabón, dos veces bueno.
Es el más puro que existe, de tonalidad marfil y aspecto ceroso, con aceite de oliva, sin color y sin aroma. Su espuma es cremosa y de poca burbuja. Es el jabón de todas las pieles.
Recomiendo utilizar jabonera de madera aireada para los jabones naturales y especialmente con los que están elaborados sólo con aceite de oliva, se deshacen más rápidos que los demás.


Con flores secas de caléndula





No hay comentarios: