martes, 4 de agosto de 2015

Champú sólido de plantas ayurvédicas






La medicina tradicional india, el ayurveda, se cree que es la más antigua que aún se practica. Significa “la ciencia de la vida”  y posee un conocimiento profundo de la salud del cuerpo humano y su equilibrio con el orden natural. En pocas palabras, es una forma de vida en armonía con la naturaleza.

Conozco poco de esta filosofía pero lo que he oído y leído me ha gustado. Mi primer contacto fue una charla con una persona bastante informada, a la que le trasmití mi empeño y mis dudas para encontrar la “cosmética natural”, cómo elaborarla, cómo usarla y qué emplear. Fue muy directo al darme la contestación: “no le pongas a tu piel nada que no puedas comer”. A partir de aquí se me cerraron y abrieron puertas.

Busqué algunos cursos de cosmética ayurvédica y salí encantada de ellos. Me sorprendió el nivel de enseñanza, bastante bueno. Ingredientes, métodos, olores, texturas…, eran diferentes. Sobre todo el olor. Manejábamos hierbas desconocidas que te transportaban a su lugar de procedencia. En concreto, haciendo este champú. Tenerlo entre las manos, amasarlo y moldearlo fue lo mejor del curso.
Lleva kapoor kachli, sidr, amla y aritha, plantas que limpian y cuidan el pelo, con una burbuja pequeña y suave que te dan ganas de enjabonarte tres veces seguidas. Yo lo uso cuando viajo a lugares donde el agua es muy dura y al jabón natural le cuesta arrancar espuma.

Huele a albahaca y bergamota. Es para María. Según la ciencia ayurvédica ella es kapha con mezcla de pitta (hay tres estados de energía, vata, pitta y kapha, que dirigen al individuo). Con estos aromas ella debe encontrar su equilibrio: cálido y picante.



No hay comentarios: