lunes, 21 de marzo de 2011

Jabón exfoliante con amaranto



En esta ocasión he sustituido la avena por el amaranto. Aunque yo recomiendo  los jabones exfoliantes para piel grasa, éstos se hacen extensible para pieles normales. Las bolitas diminutas del amaranto hacen que la exfoliación sea muy muy suave.
El jabón lleva aceite de oliva, de coco, cera virgen, argán en la traza y aceite esencial de lavanda.
Quiero aclarar que todos los jabones que hago pueden utilizarse para cualquier tipo de piel, siempre y cuando no existan problemas severos que requieran el empleo de productos específicos. Procuro hacer una fórmula equilibrada donde mi prioridad son las pieles sensibles. Es jabón para ducha, higiene íntima, limpiador facial, champú sólido, barra de rasurado y excelente contra la psoriasis, quemaduras, lesiones, heridas o alergias producidas por los ingredientes que llevan los jabones sintéticos.
Mi apuesta es por un jabón sencillo, cambio su forma y color pero básicamente apenas existe diferencia entre ellos. Hice un excepción con los jabones de avena, que éstos sí que los recomiendo para pieles grasas.

No hay comentarios: