martes, 19 de junio de 2012

Jabón y crema natural de argán macerado con plantas silvestres




Eliminar las manchas oscuras de la piel producidas por el sol, cremas, cambios hormonales y un largo etc., es complicado. Las plantas naturales ayudan, en este caso la de diente de león, pero no son de resultados inmediatos, sí que mejoran y reducen este problema y con el tiempo pueden desaparecer, hablo por experiencia propia. Pero hay que tener constancia.

El diente de león son las florcitas amarillas que veis en la foto, sí, esos molinillos que flotan por el campo. Se me llena la pradera de esta planta y aunque lo más fácil es pasar la segadora suelo recoger unas cuantas para mis cremas y jabones. En el pueblo hacen infusiones y cataplasmas por sus propiedades medicinales. Si sois curiosas echar un vistazo en Internet, yo me voy a limitar a contaros los beneficios de esta hierba en la piel.

El aceite de diente de león o la infusión se utiliza para blanquear y purificar la piel. Ayuda a eliminar las manchas, lunares y pecas producidas por el sol, el envejecimiento, el uso de cremas no apropiadas, consumo de medicamentos, etc. Tiene muchísimos nutrientes, vitaminas A, C, D, hierro, magnesio, zinc, etc., y alivia casos de dermatitis, acné o eczemas aplicando la hoja fresca o macerada en aceite de ricino.

La crema lleva argán donde maceré esta planta, manteca de cacao, aceite de almendras, aceite de ricino y cera virgen. También le puse agua floral de cantueso o lavanda silvestre. (Ya os hablaré de esta planta y su destilación).

El jabón: aceite de oliva, argán macerado, coco, ricino, aceite de palma y cera virgen.

Milagros en la cosmética natural no existen pero va muy bien, me voy a repetir, la constancia y el saber qué estamos utilizando. Consumidoras sí, pero bien informadas.

No hay comentarios: