martes, 15 de enero de 2019

Exfoliantes y jabones de naranja y canela


Jabones de aceite de girasol macerado con naranja y canela, aceite de oliva y cera de abeja

La escritora Rose Rosetree afirma que “el rostro es un curriculum vitae”. Cuenta que Abraham Lincoln tuvo que nombrar a una persona para su gabinete y la rechazó porque no le gustaba su cara. Uno de los consejeros objetó confuso que el hombre no era responsable de su cara. Pero Lincoln discrepó. “Cualquiera mayor de 40 años es responsable de su rostro”. 

El rostro no es una ventana directa al alma pero es fundamental en el sistema de involucramiento social. Tenemos 10.000 microexpresiones faciales innatas conectadas a la personalidad, a una conducta, a una emoción… Y si los pensamientos, las conductas y las emociones se pueden modificar con la evolución y la madurez, los rasgos físicos también lo hacen.

Las arrugas son autobiografías del rostro, dicen mucho de nosotras y de lo que sentimos. Pueden ser hermosas o pueden ser feas, depende, uno de los aspectos de la belleza interior consiste en tener la suficiente inteligencia emocional para motivarse a sí misma. Podemos mejorar la imagen y ser más bellas, pero tenemos que visualizar esa realidad. La mente es superpoderosa.

Ilustración África Muñoz                         

“Si te dibujo sin rostro es porque amo tu interior” – Miguel Mateos -


Exfoliantes de naranja y canela
(Jabón rallado, manteca de cacao, aceite de girasol eco, ralladura de naranja y
polvo de canela)




No hay comentarios: