miércoles, 29 de junio de 2011

Jabón de arcillas

Con oleato de oliva y laurel, aceite de coco y manteca de cacao.


 
La manteca de cacao es una grasa muy especial catalogada como una de las más valiosas. No es necesario agregarle aditivos ni someterla a tratamiento químico alguno por lo que es natural 100%. Su color es blanco amarillento con un olor suave a cacao. Excelente hidratante, al fundirse con la temperatura corporal puede ser aplicado directamente sobre la piel, utilizándose para prevenir estrías y para labios agrietados. Los jabones los hace emolientes y suavizantes, indicados para tratar zonas resecas y ásperas. Posee también un alto poder de conservación, gracias a ello el jabón nos va a durar más en buen estado.

Lleva también arcilla rosa y roja. Su acción remineralizante y antiséptica ayudan a purificar la piel, calmando las más sensibles. Con aceite esencial  de árbol de té.



Detalle para regalo con jabonera incorporada