lunes, 10 de febrero de 2014

Jabón natural de incienso y jara



Son, especialmente, para los chicos grandes, porque nunca me acuerdo de ellos al diseñar un nuevo jabón, porque siempre me vienen a la cabeza florecitas o colorines, porque siempre “pienso en rosa”.

Resulta simpático cuando me piden un jabón, algunos preguntan con un guiño si tengo “de ese… del blanquito” y acaban llevándose el de chocolate con flores rosas o el de lavanda con brillantito azul. Sé que unos cuantos van al gimnasio y a veces los compañeros les gastan bromas, pero les da igual, son estupendos, sin prejuicios.

Al jabón le puse oleato, tintura y aroma de incienso, para crear una atmósfera mágica y misteriosa en la ducha, ahuyenta a los espíritus malignos, aleja las enfermedades y equilibra las emociones. Es un medio de comunicación de los hombres con sus dioses y a las mujeres nos encanta.

Jabón y crema llevan aceite de oliva y argán, cera de abeja, hidrolato de jara y la magia del incienso.





No hay comentarios: