miércoles, 10 de noviembre de 2010

Proceso de elaboración del jabón natural

Cuando ves por primera vez hacer jabón se te queda cara de sorpresa, de pronto de la unión del agua,  aceite y del hidróxido de sodio aparece una crema similar a la mayonesa que poco a poco va espesando y cogiendo color, crema, anaranjado, verde muy claro, blanco puro, varia según los aceites que pongamos.
Conseguida la traza (momento en que hay que volcarla en al molde) se añaden los aceite esenciales o alguna especia, café, chocolate o cereal para darle aroma y color.
 
Los tiempos para la elaboración son impredecibles, el agua, el aceite, la temperatura ambiental y un largo etc., alargan o  acortan el tiempo del proceso. El jabón que hice para las fotos lleva un tercio de agua y el resto es leche de coco (este líquido al llevar leche hay que congelarlo).
Ya dentro del molde es importante aislarlo del frío para que pueda alcanzar su temperatura y gelifique, en invierno hay que abrigarlo y quizás haga falta un toque de horno a 50 grados aproximadamente. Luego reposará 24 horas o un poco más y finalizamos con el corte. Es emocionante cortar el jabón, aquí te das cuenta cómo te ha salido la pastilla. El siguiente y último paso es el secado o curación, normalmente yo lo dejo reposar 4 semanas pero a veces me gusta dejarlo 2 semanas más, está mejor.
Pero lo que de verdad me engancha de hacer jabón es que no hay uno igual, por lo que el factor sorpresa está garantizado.