miércoles, 10 de noviembre de 2010

De compras en Marruecos

Aquí es donde consigo las especias. Es un zoco de Marruecos, en un pueblo llamado Rincón, donde suelo ir dos veces al año. Me encanta el olor, distinto al de aquí, muy intenso y tiene muchísima variedad. 

 
 
 
Conseguir el aceite suele ser algo más complicado, el que busco es el que se vende en alimentación y no el cosmético que ya viene refinado. El aceite argán es naranja, con olor a tostado, su fruto proviene del árbol arganda espinosa y es recogido de manera tradicional muy curiosa: lo recolectan las cabras que comen el fruto y escupen el hueso que es recogido por el pastor. Le llaman el oro líquido de Marruecos, el más caro del mundo. Es ideal para hacer jabones, mezclado con el de oliva le da una textura suave y un color crema muy rico.

No hay comentarios: